Blogia
Un rey sin corona

INVESTIGACIÓN EXCLUSIVA: El supuesto hijo no reconocido de Javier Arcas.-

INVESTIGACIÓN EXCLUSIVA: El supuesto hijo no reconocido de Javier Arcas.-

Esta investigación ha sido muy difícil de realizar debido a mi cercanía con la persona en cuestión, pero creo firmemente que todos debemos hacernos cargo de nuestras conductas del pasado, y sobre todo cuando se trata de haber traído una vida al mundo...


Corría el año 1996, se acercaba el tan ansiado viaje de egresados, todos teníamos ganas de compartir momentos memorables con nuestros amigos, y al parecer estábamos los 40_y_picos de compañeros más unidos que nunca, dispuestos a partir hacia Bariloche sin ninguna preocupación, a excepción de una sola persona: Javier Arcas. Al parecer, MI AMIGO PERSONAL, al ser un alma noble y buena, no nos había querido preocupar con sus problemas individuales, pero por ese tiempo estaba atravesando un durísimo conflicto judicial contra una señorita (apellidada Sinagra) que lo acusaba de ser el padre de un joven de 17 años (todos sabemos la verdadera edad de Javier y de que lo anotaron 20 años tarde). Esta malograda señorita, le pedía a Javier un examen de ADN para confirmar su paternidad, pero al ser reacio a las agujas, él se negó y ésto motivó una sentencia judicial que lo declaró a Javier padre del jóven Javier Segundo Arcas Sinagra. Como por ese entonces no estaba económicamente bien como lo está ahora, Javier decidió realizar un acuerdo extra judicial para no pagar las cuotas alimentarías correspondientes a los años 96/97, y por esto propuso obsequiarle a cambio su pasaje para Bariloche a su hijo, a costa de su felicidad.


Es por todo lo expuesto, que quien realmente viajó con nosotros a Bariloche, no fue otro que el hijo de Javier, osea Javier Segundo, y gracias a su notable parecido paso inadvertido para la mayoría de nosotros, hasta ahora que se devela la verdad. El hijo de Javier usaba un look particularmente 'ochentero', de voluptuoso peinado & jopo y gafas estilo 'Lenon'. Lamentablemente, por estos días que corren, el hijo de Javier se ha desviado de la senda de su padre, y se ha convertido en un adicto a los cigarrillos de cannabis (porros) que un inescrupuloso vendedor le proporciona desde una localidad cercana a Jesús María...



Epígrafe de la foto: Javier Segundo compartiendo una postal de viaje. Asombroso el parecido con su padre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres